Lo declaró el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, este miércoles. El motivo del receso son las festividades que se desarrollarán este fin de semana en Villa de La Quebrada y Renca. El lunes 1 de mayo es feriado nacional y el miércoles 3 de mayo es provincial.

Mayo comienza con un fin de semana largo para los sanluiseños, ya que al 1 de mayo, día del trabajador, y al 3 de mayo feriado provincial por la celebración del Cristo de Villa de La Quebrado y Renca, se les suma el asueto administrativo del 2 de mayo. Así lo confirmó el gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, mediante el decreto 1449, que firmó este miércoles.

La decisión apunta a facilitar concurrencia de todas las personas que quieran participar de la fiesta del Cristo de La Quebrada y Renca, que como todos los años son punto de encuentro de cientos de peregrinos y feligreses.

El decreto, en uno de sus artículos, establece que los organismos que cubran servicios esenciales (San Luis Televisión, Seguridad, San Luis Solidario, DOSEP y Salud) tendrán una guardia para garantizar la continuidad de sus prestaciones.