En el planeta de la música todos sus habitantes hablan un mismo idioma, todo se encuentra dentro de un sistema sinfónico donde cada pieza es un sonido artístico. Pero en este planeta armonía, uno de los elementos que rompen con esta paz, es el “PLAGIO”. ¿Alguna vez escuchaste una canción por primera vez y sin embargo algún fragmento te pareció conocido?

El debate se reabrió cuando el astro de la música Charly García acusó al cantante estadounidense Bruno Mars de haberle robado algunos arreglos musicales. El ex Sui Generis declaró que está convencido de que “Uptown Funk” es una copia de “Fanky”, el tema pertenece a su quinto disco de estudio Cómo conseguir chicas (1989).

Durante la entrevista con Billboard, Charly le preguntó a su novia Mecha: “¿Cómo se llama el que me robó?, -en referencia a Mars-. ¡Me debe cuatro millones!”.

“Te mandaría el riff, el bajo lo compuso Fernando Lupano. El cambió una dirección… (tararea). O sea, me afanó las dos partes”, afirmó García.

También manifestó que el videoclip de “Uptown Funk” es muy similar al de su canción. “Además este tipo me robó la ropa y la casa, porque yo vivía en Greenwich, ¡y hasta los pasos del baile del video! Ahora hay que hacer un mashup al revés”.

Aquí un video realizado por fanáticos de la leyenda del rock argentino:

El plagio es un tema tan instalado que un gran número de personas dedican sus vidas a buscar profesionalmente melodías y acordes que puedan significar producto de esto.

De todas maneras, muchas veces a la hora de crear nos encontramos accidentalmente con melodías ya existentes, que surgen de la influencia musical que cada uno lleva, nacida de los diferentes sonidos que escuchamos a lo largo de nuestras vidas. Después de todo, la música es el arte de combinar los sonidos.

Entonces, ¿Qué es lo que define si un parecido es un producto del “copy-paste” o una simple coincidencia? ¿Acaso no es la música un patrimonio de la humanidad? Dejemos que las personas del ámbito jurídico se agarren de los pelos a la hora de defender autorías. Los demás simplemente disfrutemos de esta terapia del alma que es la música.

Algunas obras donde se encuentran estas “coincidencias musicales”

PLAGIO: Will You Be There de Michael Jackson

ORIGINAL: I cigni di Balaka, de Albano Carrisi

PLAGIO: Vanilla Ice – Ice Ice Baby

ORIGINAL: Under Pressure, de David Bowie y Queen

PLAGIO: Waka-waka, de Shakira

ORIGINAL: El negro no puede, de Wilfredo Vargas

PLAGIO: Coldplay – Viva La Vida

ORIGINAL: Joe Satriani – If I Could Fly

 

Fotos: Web