Una vez más La Villa de Merlo fue un imán para los turistas. El porcentaje de reserva alcanzó el 55%.  

La Avenida del Sol colmada de gente; los bares que estrenaban mesas en las veredas; y los negocios que no dejaron de recibir turistas, fueron algunas de las postales, que se pudieron ver, durante todo el fin de semana largo en Merlo.

“La ocupación hotelera fue del 60% y la reserva del 55%”, comentó, la secretaria de Turismo y Cultura, Lucía Miranda.

El movimiento de los turistas hacia Las Sierras de Los Comechingones comenzó el viernes y se intensificó el sábado. La mayoría de los visitantes llegaron desde Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa.

El ministro de Turismo, Héctor Mazzina destacó: “Estuvimos un poco por encima de la media nacional, pero además porque históricamente para esta fecha lo que más se desarrolla es nuestro corredor turístico religioso con una fuerte concentración de visitantes en San Luis (60%), Merlo (55%), Naschel, Tilisarao y Potrero de los Funes (80%) que luego se trasladan a Villa de la Quebrada y Renca para las tradicionales fiestas patronales”.

 

Fotos: Secretaría de Turismo de Villa de Merlo