La Municipalidad de Villa de Merlo le adjudicó el operativo de limpieza y cerramiento del predio a una empresa privada.

El lugar, que se encuentra ubicado en Piedra Blanca Abajo, a escasos metros del límite interprovincial, en poco tiempo se convirtió en una triste postal donde las bolsas de plásticos, los olores nauseabundos, y las ramas secas de algunos árboles dominaban la vista. Así nació el basural a cielo abierto.

Se llegó a esa situación por la falta de control permanente y la irresponsabilidad de muchos vecinos de la zona y camiones que entraron a arrojar basura y chatarra. Hubo numerosos incendios y un reclamo por el daño ambiental generado.

Uno de los pasos para dar solución a este problema ambiental, es el tema de los controles. Es por eso que funcionarios del municipio hablaron con la policía de Córdoba para evitar que se arroje basura en el lugar. “Ahora habrá un control. Se recibirán solo las ramas y se van a procesar. El proyecto tendrá una finalidad ambiental. Recuperarán las ramas para agricultura”, señaló Aníbal Cattáneo, encargado del área de Espacios Verdes.

Los trabajos trazados por la empresa para terminar con el basural, consiste en tapar una cava, que existe en predio, con ramas para recuperar el terreno. La basura se retirará del lugar y será llevada a la planta de tratamientos de residuos sólidos urbanos, El Jote. En un segundo tramo se cerrará el predio, colocarán una garita de seguridad y se recepcionará a los camiones con ramas a un precio bajo. Además, “Se va a hacer un terraplén para que entren los camiones directamente a vaciar las ramas adentro”, agregó el funcionario.

 

 

 

 

Foto y fuento: Infomerlo