Iniciadas las primeras carreras en la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC), la rectora organizadora Agustina Rodríguez Saá cerró un acuerdo con el Instituto Nacional del Agua (INA) para el intercambio de aportes técnicos. Ese intercambio, que tiene origen en un convenio marco firmado en marzo pasado, abarcará la formación de docentes, prácticas para los estudiantes y la elaboración de proyectos comunes.

“Para nosotros es una alianza estratégica”, dijo Agustina Rodríguez Saá, que considera “fundamental” la apertura de la UNLC y la generación de vínculos con instituciones de prestigio como el INA, porque la proyección de carreras vinculadas a las ciencias ambientales requiere un trabajo interdisciplinario con una amplia base de expertos y especialistas.

“Mantuvimos un buen diálogo con el responsable de la Presidencia del INA Julio De Lio. Con él acordamos temas de interés como la formación de nuestros docentes y equipos de investigación; también la formación de nuestra parte para integrantes del INA y, seguramente lo más importante nuestros estudiantes, acordamos abrir pasantías y visitas a laboratorios”, declaró la Rectora.

Aquel diálogo sucedió en una reunión de equipos hace diez días. Fue en el predio de 60 hectáreas que tiene en Ezeiza, provincia de Buenos Aires, el organismo descentralizado que depende de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Además de De Lio, fueron anfitriones los ingenieros José Lobos, Leandro Kazimierski, Luis Higa y María Fernanda Lopolito.

La UNLC, que es pública y gratuita y tiene sede en la Villa de Merlo, provincia de San Luis, inició este año su vida académica con tres carreras de pregrado: las tecnicaturas en Gestión del Agua, en Gestión de Incendios Forestales y en Planificación y Ordenamiento Territorial, con una cursada promedio de tres años.

Para 2018, dictará sus tres primeras carreras de grado: las licenciaturas en Ciencias Ambientales, en Ciencias de la Atmósfera y Meteorología Aplicada y en Paleontología, con una cursada de cinco años.