Los acuerdos entre la Universidad Nacional de los Comechingones y cinco instituciones de Villa de Merlo les permitirán a los miembros de la comunidad universitaria el cuidado de su salud y la realización de tareas recreativas.    

La rectora de la Universidad Nacional de los Comechingones Agustina Rodríguez Saá firmó recientemente convenios con instituciones de la Villa de Merlo por actividades vinculadas a bienestar universitario. Son beneficios para estudiantes, docentes y no docentes.

“El bienestar universitario está previsto en nuestro proyecto institucional como uno de los pilares de la Universidad”, aseguró la Rectora. Además aclaró que esa área tiene tres líneas de acción: la equidad (becas, comedor universitario, residencias), promoción de hábitos de vida saludable y tutorías (acompañamiento en temas vocacionales y de inserción laboral).

“En cuanto a la promoción de hábitos de vida saludable hemos firmado convenios con instituciones deportivas de Merlo y con dos fundaciones que promueven la prevención en temas de diabetes y de adicciones”, contó Rodríguez Saá.

La Rectora estuvo acompañada por la secretaria General de la UNLC Stella Rubino de Catalfamo, la secretaria Académica María Clelia Odicino y el profesor Alberto Musikman, asesor en temas de extensión universitaria.

Marisa Olguín, de Sala Pura Yoga, contó que les ofrecen a los miembros de la Universidad “yoga de forma integral, no sólo para el cuerpo sino también para la mente”.

Por otro lado, la Fundación Argentina Diabetes que firmó el convenio con la UNLC acompañará a la institución merlina con su “aula virtual y todos los contenidos para los alumnos, familiares y docentes”, según contó Nancy Carreño, representante de la organización. Carreño destacó que “1 de cada 10 personas en el mundo tienen diabetes y la mitad de los que la padecen no lo sabe”.

Una fundación de prevención y lucha contra las adicciones también se sumó a la colaboración con la institución educativa. “La idea es generar espacios de asistencia para Merlo y zonas aledañas y en esto la Universidad será nuestra vinculación con la comunidad. Queremos capacitar a la gente en prevención y tratamiento de las adicciones”, dijo Rafael Díaz.

Tanto los estudiantes como el personal de la UNLC podrán realizar actividades recreativas que tengan impacto positivo en la salud. Por eso, la Rectora firmó un convenio con Max Gym que, según contó su propietario Alex Vidal, otorgará “el beneficio de un 50 por ciento de descuento en la cuota mensual”.

En ese sentido, Agustina Rodríguez Saá también acordó trabajar con el Centro de Actividades Acuáticas de Merlo, para que los miembros de la comunidad universitaria puedan practicar natación. Diego Fazio, propietario de la institución, dijo que acompañar el trabajo intelectual con estas actividades deportivas logra “una persona más saludable y mucho más concentrada en sus tareas”.