El arroyo Juan Pérez, en Merlo, es un lugar que invita al esparcimiento y al contacto con la naturaleza. A partir de una iniciativa del Colegio de Arquitectos de esta localidad es también un sitio para codearse con el arte.

A los costados del espejo de agua, un grupo de artistas de Merlo creó hace varios años un Paseo de las esculturas para que los visitantes tengan algo más que visitas naturales. Otra de las misiones de la iniciativa es proteger el entorno del cauce.

El paseo consiste en una serie de tótems vegetales convertidas en obras escultóricas que alegran la vista de quienes pasan una jornada por allí. Son figuras talladas a mano en algarrobo que dan forma en la mayoría de los casos a rostros humanos aunque también hay otras conformaciones más abstractas.

Algunos de los artistas que dejaron su huella al costado del río son, entre otros, Gabriel Pozzi, Alejandra Reta, Silvia Cacault, Techy Pincen, Juan Báez, José Lemos, José Santos y Miguel Hernández.

Por supuesto que la figura emblemática del paseo es el artesano Juan Carlos Ortega, quien falleció hace días atrás y quien fue el responsable de gran parte de las obras que están instaladas en dicho paseo.

Las esculturas del paseo que rodean el arroyo Juan Pérez es una de las tantas formas que tienen los vecinos de Merlo de recordar el trabajo de Ortega: “Si bien son muchos los escultores que participaron del proyecto, la mayoría hizo su trabajo en el taller de Ortega”, dijo el arquitecto Daniel Sassi.

El arroyo Juan Pérez cruza la avenida Dos Venados, una de las más importantes de Merlo y configura uno de los sitios naturales más bellos de esta localidad turística. (Fuente: Diario de la República//Redacción)