Con la nevada del jueves por la noche, merlinos y turistas aprovecharon la jornada del viernes para pasear y sacar fotos de las sierras.

La nieve llegó hasta el Balneario de Rincón del Este. Los techos de las casas y árboles se tiñeron de blanco a la par de las sierras de los Comechingones. Ofrecieron a los turistas una postal única en vacaciones de invierno. Todos aprovecharon a subir hasta lo permitido con los autos.

En avenida de los Césares y Ruta 5 el camino se cortó por congelamiento del pavimento y nieve. Hubo inspectores de transito ordenando la circulación. Algunos valientes enfrentaron el frio dejando sus coches y continuaron caminando hasta cerca del Mirador del Águila.

El aire estuvo helado en lo más alto de las sierras. Las familias aprovecharon a ascender algunos metros y tomar postales y algunos videos que compartieron en las redes. Otros aprovecharon para hacer los clásicos muñecos de nieve. (Fuente: Infomerlo/ Turismo Villa de Merlo/Fotografía Carolina Montenegro).