El eclipse lunar más largo del siglo XXI, con una totalidad de 102 minutos, se podrá observar el próximo viernes 27 de julio y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC, en el archipiélago español en el Atlántico) lo transmitirá en directo desde Namibia.

A diferencia de los eclipses solares, los lunares son visibles desde cualquier lugar del mundo, una vez que la Luna está sobre el horizonte en el momento del eclipse, explicó el Instituto de Astrofísica de Canarias.

El de este 27 de julio será un eclipse total de Luna con el máximo centrado en el Océano Índico, según datos proporcionados por la Nasa.

La fase de totalidad del eclipse durará 1 hora y 42 minutos, con lo que será el más largo del siglo XXI. La luna empezará a eclipsarse, o sea a entrar en la sombra terrestre, a las 18:24 horas GMT (15:24 de Argentina), alcanzando su máximo de totalidad a las 19 horas GMT (las 16:30 de Argentina).

Se podrá observar desde Sudamérica, Europa, África, Asia y Oceanía, y durante la totalidad se podrá comprobar que la Luna no desaparece de la vista sino que adquiere una tonalidad rojiza.

La atmosfera de la Tierra, que se extiende unos 80 kilómetros más allá del diámetro de nuestro planeta, actúa como una lente que desvía la luz del Sol. A la vez, filtra eficazmente sus componentes azules y deja pasar solo la luz roja que será reflejada por el satélite. Así, la Luna adquiere el resplandor cobrizo tan característico, agrega el IAC.

Después de dos años sin eclipses totales de Luna en Europa el próximo 27 de julio se podrá volver a presenciar la Luna roja, y habrá que esperar otros seis meses para repetir la experiencia, en enero de 2019, comenta en el comunicado Miguel Serra Ricart, astrónomo del IAC.

Añadió que en el directo se hará desde Namibia la oscuridad producida por el eclipse permitirá descubrir objetos solo visibles desde los cielos australes, como las Nubes de Magallanes.

ECLIPSES LUNARES

Los eclipses lunares ocurren cuando el satélite terrestre pasa por la sombra de la Tierra, lo que no sucede todos los meses, porque la órbita de la Luna esta inclinada con respecto a la de la Tierra – Sol (eclíptica).  (Fuente: Agencia EFE//La Voz)