La Universidad Nacional de los Comechingones- que conduce la rectora organizadora Agustina Rodríguez Saá-, continúa con las reuniones para coordinar ejes de trabajo para el eclipse solar total del 2 de julio de 2019. Esta vez se convocó a las ONG, fundaciones y asociaciones de la Villa de Merlo.

En el encuentro, que se desarrolló el miércoles al mediodía en la sede de la universidad, participaron el Director del Planetario San Luis, Martín Fernández; la presidente de la ONG Planetario de Merlo, Nilda Bresciano; Jorge Klein Secretario de la ONG Planetario del Cielo; Conrado Kurtz, Director del Mirador del Cielo; Gastón Mendoza, Secretario de la ONG Planetario del Cielo, Romina Rodriguez, piloto de avión; Diana Tarcetano, coordinadora local de la Fundación Espacios Verdes y Héctor Tassara, colaborador de Juvenat.

En la reunión se valoró el trabajo que se está haciendo y se consideró que será uno de los principales eventos turísticos del próximo año.  Para los expertos, Villa de Merlo será una de las localizaciones aventajadas para que miles de personas observen de forma total el fenómeno natural el 2 de julio de 2019.

Autoridades de la UNLC anunciaron una serie de capacitaciones para la difusión científica a desarrollarse en los próximos meses y que estarán a cargo del Doctor en Astrofísica y reconocido profesional en el ámbito de la ciencia astronómica, Hugo Levato.

Por su parte, Martín Fernández, de El Planetario de San Luis, señaló “que es de suma importancia aprovechar al máximo este fenómeno astronómico” y adelantó que enviará una nota a los Concejos Deliberantes e intendentes municipales de las localidades donde se verá la totalidad del evento para que se declare de Interés Turístico y Educativo.

“Un evento de estas características, que ocurre en una misma franja geográfica cada aproximadamente 350 años, es una clara oportunidad para comunicar a los turistas nacionales y extranjeros todas las cualidades que tiene San Luis en el plano turístico, ya que obviamente nos pondrá en ‘vidriera’. Y le toca a nuestra generación la responsabilidad de aprovechar al máximo este infrecuente suceso”, dijo Fernández.

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, oscureciendo total o parcialmente la imagen del Sol para un espectador en la Tierra. Y el diámetro aparente de la Luna es mayor que el del Sol, bloqueando toda la luz solar directa, convirtiendo el día en oscuridad. Este eclipse total ocurrirá en una estrecha faja de unos 200 km de ancho.