Fue tras dos cuartos intermedios y más de una hora de debate entre los ediles del oficialismo y la oposición.

La ordenanza contempla la construcción de departamentos para estudiantes, personas solas o parejas de 32 metros cuadrados mínimos de superficie. Mayores a cuatro con salidas de emergencia, elementos de seguridad y condiciones de salubridad. Prevé sanciones en caso de que se utilicen para alquiler turístico. Es un proyecto que fue presentado en 2016 por los ediles de la Unidad Justicialista. En su tratamiento dentro de la comisión contó con aportes de profesionales de la materia y cuestiones técnicas de alumnos de la UNLC y la UNSL. El jueves fue aprobado por mayoría.

Desde la bancada de Unidad Justicialista, el edil Gonzalo Ginestar recordó que el proyecto fue presentado hace más de un año y fue trabajado por comisión. “Se tomaron todos los recaudos, se contemplaron un montón de consideraciones o recomendaciones del Ejecutivo, de los arquitectos y profesionales de la construcción. El proyecto viene a resolver la problemática de Merlo de que no haya alojamientos menores y no haya departamentos de alquiler permanente”, dijo. “Las dos universidades plantearon que hay alumnos que no pudieron inscribirse o empezar a estudiar porque no encontraron alojamiento. Esta ordenanza viene justamente a anticiparse a los problemas”, agregó.

Respecto a los 32 metros cuadrados que expresa la ordenanza, Ginestar dijo que “fue el tema de mayor debate entre los profesionales y fue de común acuerdo de todos”. “Hoy un mono ambiente se proyecta de 22, 23 metros cuadrados y es muy superior al mínimo que establecemos”, indicó. También remarcó que se realizarán controles para que no se mezclen con la oferta turística. “Por eso la idea es armar un registro de departamentos permanentes”, aclaró. (Fuente: Infomerlo//Redacción)