El Ingeniero Franco Todone de la UNLC, coordinará la mesa “Información meteorológica para el desarrollo sostenible del sector agropecuario”, donde además contará con la presencia del doctor Rubén Santos, prestigioso docente de esta casa de altos estudios.  La actividad está prevista para el jueves 20, desde las 16, en el SUM de la universidad. 

La Asociación Argentina de Agrometeorología realiza su XVII Reunión Argentina en forma conjunta con la UNLC en la Villa de Merlo. Se realizará entre los días 19 y 21 de septiembre.

Una de las actividades previstas es la realización de una Mesa Redonda denominada  “Información meteorológica para el desarrollo sostenible del sector agropecuario”, la cual se desarrollará el jueves 20 de septiembre desde las 16, con la moderación del ingeniero Franco Todone de la Universidad Nacional de los Comechingones. Allí disertarán ​la doctora Alicia Bañuelos (Ministerio Ciencia y Tecnología San Luis), el doctor Vicente Barros, investigador superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el ingeniero Eduardo Bannon, Gerente Técnico de la firma CRESUD, compañía agropecuaria, y el doctor Rubén Santos, docente de la UNLC.

¿POR QUÉ LA AADA ORGANIZA ESTE EVENTO EN FORMA CONJUNTA CON LA UNLC?

La UNLC es una de las tres universidades de todo el país donde puede cursarse la licenciatura en Ciencia de la Atmósfera y Meteorología Aplicada. Hasta ahora sólo podía cursarse en la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

“La carrera apunta a desarrollar profesionales que vayan más allá de pronosticar el clima; que se dediquen a la investigación y a crear bases concretas para prestar servicios a empresas u organismos estatales que requieran un meteorólogo para cuidar la producción agropecuaria y prevenir una variación climática que afecte la población”, explicaron.

AGROMETEOROLOGÍA

La Agrometeorología es una de las ciencias que analiza la problemática que produce el Cambio Climático en los sistemas productivos y las consecuencias económicas y sociales que generan las distintas adversidades que se producen tales como sequías y excesos hídricos más severos, mayores inundaciones y pérdidas de superficies productivas, entre otras. Por otro lado, se observan ciertas variaciones de las ofertas climáticas de las distintas zonas, que determinan cambios en los escenarios productivos y, por lo tanto, nuevas posibilidades de producción que antes no eran posibles en esos lugares.

Por lo expresado, es de esperar que la comunidad de agrometeorólogos dirija sus esfuerzos hacia un mejor conocimiento de los efectos adversos o no del Cambio Climático de forma de aportar elementos de acción hacia una mayor producción agropecuaria. Los resultados de dichos esfuerzos deben plasmarse en publicaciones que contribuyan a la difusión de los nuevos conocimientos generados.

(Foto: Doctor Rubén Santos, docente de la UNLC)