Está dirigido a estudiantes regulares, docentes y no docentes de la Universidad Nacional de los Comechingones. Para participar en el Programa de Voluntariado es imprescindible inscribirse previamente a través de la presentación del correspondiente formulario firmado, que encontrarán en la oficina de alumnos.

La UNLC te ofrece ser parte de la concepción de la Universidad como auténtico motor de desarrollo y transformación social, especialmente de las regiones donde está inserta, a través de la participación de la comunidad universitaria y de una relación íntima con la sociedad y sus agentes.

Se pretende generar confianza en la comunidad universitaria con un voluntariado de calidad, lo que supone, que las acciones de voluntariado propuestas no sustituyen al trabajo retribuido, sino que se busca fomentar una formación integral en el marco de experiencias de voluntariado que incorporen una formación básica y específica de la acción a realizar y que supongan la adquisición de competencias y aprender haciendo un servicio a la comunidad.

Se entiende también que el voluntariado forma a las personas dotándolas de herramientas útiles como ciudadanos/as y como trabajadores/as. Contribuye al desarrollo de capacidades, competencias y cualificaciones profesionales y a la promoción de una ciudadanía compro- metida. El Programa tiene, por tanto, valor universitario para el alumnado porque desarrolla competencias que se valoran en el plano académico y profesional.

Desde estos planteamientos se ha buscado dar al Programa un valor añadido otorgando un reconocimiento acreditativo dentro del sistema universitario que no suponga “deformar” el valor de voluntariado como una acción altruista, sino conseguir favorecer un reconocimiento social, universitario y profesional adecuado de lo que supone ser voluntario.

La acción voluntaria supone un compromiso solidario para mejorar la vida colectiva. Por eso decimos que el voluntariado es un medio para hacer posible lo necesario. A ello cabe agregar la particularidad del voluntariado universitario, dado que el estudiante o graduado carga con un importante bagaje de conocimientos y convivencias cultivados a lo largo de su estadía en la universidad. Este bagaje debe ser apto de volcarse y aplicarse en beneficio de la comunidad. Desde la perspectiva de la UNLC, esta es una tarea imprescindible que debe ser pilar de la Extensión Universitaria, buscando hacer de la universidad una institución dinámica y socialmente responsable.

Quedan excluidas las actuaciones voluntarias aisladas, esporádicas o prestadas al margen de la UNLC, en organizaciones públicas o privadas sin ánimo de lucro, ejecutadas por razones familiares, de amistad o buena vecindad.

Si bien la acción es libre, ser voluntario/a implica un compromiso personal con otras personas, además de con la organización en la que se desarrolla la acción. Por ello es importante tener todo claro desde el principio y reflexionar sobre qué conlleva ser voluntario/a y decidir conscientemente ser o no serlo.