“Cobertura sanitaria universal para todas las personas, en cualquier lugar”.

Dedicado este año por la OMS a la cobertura sanitaria universal, como objetivo por la cantidad de gente en el mundo que carece de acceso a la atención de su salud. La meta principal es que la personas y sus familias no se empobrezcan a causa de financiar largas enfermedades que pudieron evitarse. En 2018 la Organización Mundial de la Salud proponía promover la salud en todas las personas con el slogan “Todo el mundo tiene un papel que desempeñar”.

Casi la mitad de la población del mundo no tiene cobertura sanitaria integral básica. La OMS, en acuerdo con todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas,  entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible a alcanzar para el año 2030 fijóademás,alcanzar la cobertura sanitaria universal; de ello se desprende lograr que la gente acceda de forma gratuita a los servicios de salud esenciales, la promoción de la salud para una buena calidad de vida y como forma de prevención (fundamental también para lograr un desarrollo económico sustentable), como así también tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos. Es una meta vinculada fuertemente a la inclusión y a la equidad social.

Este programa incluye campañas de salud pública, la adecuada gestión financiera y administrativa y  la legislación que proteja todo el sistema además de un mecanismo de evaluación de los logros.

La salud es un derecho universal. En este marco de cumplimiento de los derechos humanos las instituciones educativas de nivel superior son el escenario propicio en su tarea formativa, para contribuir a la educación de su población estudiantil, de docentes y no docentes, en su compromiso con el medio ambiente, los derechos humanos y la responsabilidad sobre su salud personal y de su entorno familiar.

En esta línea, la UNLC cumple un rol fundamental en la toma de decisiones que favorezcan un ENTORNO INSTITUCIONAL PROMOTOR DE LA SALUD.