Fue con una votación unánime, considerada histórica por los consejeros. Es uno de los pasos iniciales para el proceso de acreditación de las carreras en la CONEAU.

 

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de los Comechingones aprobó este martes 27 de agosto los planes de estudio de las tres ingenierías que tiene proyectadas para su oferta académica. Se trata de la Ingeniería Ambiental, la Ingeniería en Energías Renovables y la Energía en Recursos Hídricos. La votación de los consejeros que representan a los docentes, nodocentes y estudiantes fue unánime y representó un “momento trascendente” para la corta historia institucional.

Esta aprobación de los planes de estudio constituye un paso fundamental para el proceso de acreditación de las carreras en la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), que en principio demandará algo más de un año.

“Incluimos en ellos aspectos innovadores, con una visión local y regional, pero también con la mirada en los desafíos que tiene la Argentina. Con estas carreras aspiramos a que vengan estudiantes de todo el país”, dijo la rectora Agustina Rodríguez Saá al Canal 2 de la Villa de Merlo, una vez concluida la sesión del Consejo Superior, la sexta en lo que va del año.

El Plan de Desarrollo de la UNLC, que acaba de cumplir su normalización en noviembre de 2018, prevé que las ingenierías arranquen en 2021. “Esto dependerá del proceso de acreditación en la CONEAU y de la compleja situación económica del país, que afecta la ejecución presupuestaria de todas las universidades. Esta situación retrae las inversiones que estamos haciendo en laboratorios, equipamiento e infraestructura, pero la idea es iniciarlas en 2021”, explicó la Rectora.

Fondos para las universidades

En la reunión del Consejo Superior, además, la rectora Agustina Rodríguez Saá explicó que las universidades “están transitando un momento complejo en lo presupuestario”, luego de la última devaluación y la escalada inflacionaria.

“El impacto llega a todo el sistema, pero en especial a las universidades como la nuestra, que son nuevas y que están haciendo grandes esfuerzos para invertir en laboratorios, infraestructura y equipamiento. Tenemos dificultades para que coticen los proveedores y sabemos de universidades que suspendieron la ejecución de obras. El impacto es fuerte”, advirtió la magíster Rodríguez Saá.

En lo que le toca en particular a la UNLC, la conducción institucional empezó a “tomar medidas de cautela”, dijo la Rectora. Y agregó: “Vamos a tener que pensar y repensar las inversiones y las prioridades”.

Esta semana el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que nuclea a los rectores de todo el país, pidió una ampliación presupuestaria de 4 mil millones de pesos al Gobierno Nacional, para llegar a fin de año.

La cuestión presupuestaria será uno de los temas centrales del plenario del CIN que tendrá lugar este jueves y viernes en Corrientes.