Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de los Comechingones se sumó el viernes 27 de septiembre en la huelga mundial contra el cambio climático, una protesta que abarcó las principales ciudades de unos 150 países.

El punto de reunión en la Villa de Merlo, San Luis, fue la Plaza Sobremonte. Las chicas y los chicos que se movilizaron, identificados con remeras de la UNLC, cursan en distintas carreras vinculadas a los temas ambientales.

En ese mismo escenario, un rato más tarde, un grupo de trabajadores despedidos del bar Don Rafael reclamaron en la Plaza para recibir respuestas de los propietarios del comercio, que cerraron las puertas de repente y no sólo dejaron sin empleo a unas quince familias, sino que además omitieron el pago de indemnizaciones.
Entre los despedidos, hay un estudiante de la UNLC. Por solidaridad, las chicas y los chicos que habían participado en la huelga climática, hicieron suyo también el reclamo laboral.