El incendio en las sierras de los Comechingones dejó 1400 hectáreas que fueron quemadas por el fuego. Parte del daño ambiental afectó a bosque nativo.

En las últimas horas, se trabajaba en la zona rastrillado el área del siniestro y enfriando el terreno. Además, se continúa con la guardia de cenizas. “Se está apagando Molle por Molle para evitar reinicios del fuego”, señalaron desde el municipio.

Para el operativo estuvieron afectados unos 400 bomberos y 300 civiles han colaborado. Trabajaron 2 aviones hidrantes.

Según el municipio de Villa de Merlo, el área afectada no había sufrido un incendio en 20 años.