Lo dijo la rectora de la Universidad Nacional de los Comechingones, magister Agustina Rodríguez Saá, en el programa “Mañanas Digitales” que se emite por FM Digital de San Luis. Allí  se refirió a la donación de siete hectáreas para la institución educativa.

Tras la cesión de siete hectáreas, la UNLC cuenta con la ventaja de poder dar inicio a las obras de su campus cumpliendo las premisas de sustentabilidad. Un paso trascendente para su consolidación académica y crecimiento institucional. “Estamos iniciando el proyecto, y nuestra idea es hacer ahí la sede de la universidad, aulas, oficinas y el campus deportivo. Se proyecta un campus ambientalmente saludable, a través de la conservación de los recursos y la energía”, señaló la rectora Agustina Rodríguez Saá en FM Digital de San Luis.

“Desde un principio estuvimos interesados en buscar nuestro terreno, era complejo conseguir hectáreas disponibles en algunos lugares de la Villa de Merlo que, por su crecimiento como ciudad, se hace muy difícil. Esta gente que nos ha donado las siete hectáreas ya nos había contactado, habíamos conversado y se dio el momento institucional para poder recibir la donación y estamos muy satisfechos”, contó. Y agregó: “es con un compromiso de construir con un plazo a diez años. Para nosotros, es una gran noticia sobre todo porque el financiamiento para la compra de terrenos iba a ser complicado”.

Los terrenos están ubicados cerca de la actual sede de la UNLC- a un kilómetro de distancia- y cuentan con servicios y facilidad de acceso.

La rectora adelantó- también -que “queremos tener un auditorio, museo, galería y sala de exposición de arte, en relación a las carreras que ofrecemos. Será un lugar agradable para la propia comunidad merlina más allá de la comunidad universitaria. Creo que puede transformarse en un lugar de visita y paseo para toda la gente”, destacó.