Ayer miércoles se presentó, en un acto encabezado por el presidente, Alberto Fernández, y los ministros de Educación y de Obras Públicas, Nicolás Trotta y Gabriel Katopodis, respectivamente, el Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria 2019-2023. El mismo incluye la puesta en marcha de 63 nuevas obras en 47 universidades nacionales de 19 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ese anunció llegó hasta la Villa de Merlo porque la UNLC está incluida entre las universidades que recibirán fondos para obras de infraestructuras.

En ese sentido, la rectora Agustina Rodríguez Saá expresó: “Hoy fue un gran día para las universidades nacionales: en el mediodía miércoles participé en el acto encabezado por el presidente Alberto Fernández, en el que fue lanzado el Programa Nacional en Infraestructura Universitaria 2019-2023. Este plan dispone de 9.600 millones de pesos para 63 obras en 47 universidades nacionales de 19 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Y con mucha alegría podemos decir que entre ellas está nuestra Universidad Nacional de los Comechingones”.

“Agradezco en nombre de la comunidad universitaria a las autoridades nacionales por este enorme apoyo a la educación pública en la Argentina”, agregó.

El presidente, Alberto Fernández, presentó los detalles de la iniciativa, que contará con una inversión de más de 9.600 millones de pesos, mediante una videoconferencia que mantuvo con los rectores de las universidades involucradas.

“El camino que tiene que abrazar la Argentina es la educación pública”, dijo Alberto Fernández al anunciar desde la residencia de Olivos la puesta en marcha de este Programa de Inversión, que contempla la realización de obras en 47 casas de altos estudios y beneficiará a más de un millón y medio de estudiantes.

Dicho plan de inversión, permitirá extender la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional, beneficiando a más de un millón y medio de estudiantes, se informó oficialmente.

“El futuro de las sociedades está en el conocimiento y en lo que seamos capaces de hacer para prepararnos para entrar a un mundo donde cada vez más la investigación, la ciencia y la tecnología se convierten en factores de poder”, consideró Fernández y añadió: “Que la universidad pueda crecer y desarrollarse en las mejores condiciones tiene que ver con el desarrollo futuro”.

A su vez, el Jefe de Estado resaltó el rol de las casas de estudios en el contexto de la emergencia sanitaria. “Las cosas que fuimos abordando en materia de salud fueron ideas, proyectos y programas que salieron de hombres y mujeres que vienen de la universidad pública, y si nosotros no hubiéramos contado con esos recursos, hubiera sido mucho más difícil”, afirmó.

“El destino de las naciones está directamente vinculado al conocimiento. No son ricas las naciones que tienen petróleo, son ricas las sociedades que tienen la tecnología para sacarlo”, graficó el mandatario y subrayó: “Tenemos un Estado que pone al servicio de los chicos, de los adolescentes y de los jóvenes las herramientas necesarias para enfrentarse a ese mundo del conocimiento”.

Al referirse a la investigación científica para combatir la pandemia de coronavirus Covid -19, el Presidente señaló: “El día en que tengamos esa vacuna, los dueños de esa vacuna vamos a ser los argentinos. Y cuando vemos cómo el CONICET todos los días nos muestra una sorpresa nueva, nos muestra que podemos desarrollar test para detectar el coronavirus en menor tiempo, son desarrollos de científicos argentinos”.

En tanto, el ministro de Educación Nicolás Trotta señaló que las políticas del gobierno en educación son “pasos fundamentales para profundizar el desarrollo de la investigación en nuestras universidades y ampliar el derecho al acceso a la educación superior”, y agregó: “Nuestro desafío y nuestro compromiso es volver a transitar la priorización de la agenda educativa”.

“Aquí se están poniendo en movimiento nuevamente obras paralizadas”, expresó y añadió que, en 2015, «luego de mucho esfuerzo», se logró cumplir la Ley de Financiamiento Educativo, y eso se tradujo en 6,1 por ciento de inversión, pero “a partir de ese año cayó la inversión, y esa caída la sufrimos todos”.

“Estamos apostando a seguir construyendo la infraestructura que necesita nuestro país”, sostuvo por su parte el ministro Katopodis y valoró la “tarea enorme” que vienen haciendo las universidades en el contexto de la emergencia sanitaria.

Katopodis explicó el proyecto y destacó que “el derecho a la educación está relacionado con la calidad de la infraestructura, por lo que se propone seguir profundizando el reto de la educación como bien público”.

Durante la videoconferencia, el Jefe de Estado estuvo acompañado en Olivos por el ministro Trotta y los rectores Alberto Barbieri, de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y Sandra Torlucci, de la Universidad Nacional de las Artes (UNA). En tanto, el ministro Katopodis y los secretarios de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, y de Evaluación de Información Educativa, Gabriela Diker, participaron desde la Casa Rosada.

También hablaron durante la comunicación la presidenta del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y rectora de la Universidad Nacional del Nordeste, María Delfina Veiravé; y el vicepresidente del CIN y rector de la Universidad Nacional de Jujuy, Rodolfo Tecchi.

“Creemos que este será un programa estratégico”, señaló la presidenta del CIN, y en ese sentido, celebró el proyecto ya que el regreso a las actividades presenciales obligará a readecuar la infraestructura para garantizar el distanciamiento social en las aulas. “Detrás de cada una de estas obras está planteada una prioridad, una necesidad y una historia”, concluyó.

El rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri, y la rectora de la Universidad Nacional de las Artes, Sandra Torlucci, expresaron el reconocimiento del sistema por la iniciativa. “Este plan es absolutamente indispensable para que las universidades podamos seguir aportando con nuestro desarrollo para la salida de la crisis sanitaria”, resumió Torlucci.

El Programa será implementado en forma conjunta por las carteras de Obras Públicas y Educación de la Nación, con financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), con el objetivo de extender la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional. Permitirá generar, además, 3.500 empleos directos y otros 10.000 indirectos.

La etapa 2019-2023 comprende tanto la realización de obras nuevas como la refacción y ampliación de la infraestructura en 47 universidades nacionales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de 19 provincias: Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, San Juan, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán.

Durante el transcurso del mes de agosto se licitarán 29 obras que incluyen a 24 universidades de nueve provincias y CABA. Luego se licitarán 34 obras para proyectos a ejecutar en 29 universidades de 15 provincias y CABA. En algunas universidades las obras se realizarán en distintas sedes.