Tras las medidas de prevención aprobadas por la Comisión Técnica COVID-19 de la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC), el jueves 18 de marzo se efectuó el segundo operativo de hisopado del personal de la universidad.

El mismo fue llevado a cabo por profesionales del Hospital Madre Catalina y se realiza con una frecuencia de tres semanas, permitiendo desarrollar un sistema de alerta temprana para cuidar la salud del personal de la UNLC y frenar la transmisión comunitaria del virus.

Esta iniciativa forma parte de la política sanitaria que vienen llevando a cabo la Universidad y la Provincia desde que se decretó la emergencia sanitaria en marzo del 2020 y se encuadra dentro de las actividades de colaboración que realizan de forma conjunta la Universidad y el Hospital.

Las autoridades destacaron la necesidad de contar con la participación de todo el personal para poder evitar de forma efectiva la propagación del virus en la comunidad universitaria.