La Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC) asume con responsabilidad el compromiso adquirido desde su Proyecto Educativo Institucional, de ser “una universidad con alta especialización e innovadora en sus propuestas de enseñanza e investigación, abierta al mundo y al conocimiento, que forme profesionales que se destaquen por la solidez de su formación y su compromiso con el bien común, competentes para dar respuesta a las problemáticas de su especialidad y que sostengan su formación continua.”

Para acompañar a las instituciones en el desafío de garantizar la calidad académica en este contexto, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) lanzó el Plan de Virtualización de la Educación Superior (PlanVES), una convocatoria dirigida a universidades nacionales y provinciales de gestión pública y al Sistema de Información Universitaria (SIU) para que presenten planes de acción que les permitan fortalecer sus estrategias de virtualización tanto en esta situación particular de la pandemia, como así también en el largo plazo.

Asimismo, esta visión institucional se ve interpelada por la doble demanda que constituyen, por un lado, la situación impuesta por las medidas adoptadas a nivel mundial, nacional y local en función de la pandemia de COVID-19 y, por otro, la aceleración de los procesos de adaptabilidad organizacional, académica, y -en un sentido más relevante- epistémica, de la educación superior, tendientes a fortalecer los vínculos universidad – sociedad.

La UNLC garantiza la inclusión educativa de los y las estudiantes, y de todos/as aquellos/as que deseen serlo, asegurando la continuidad de los procesos educativos que se están desarrollando, y promoviendo la creación de nuevos espacios formativos para la docencia, la investigación y la extensión, que potencien el capital humano, cultural y tecnológico de la institución, en pos de la excelencia educativa.

En ese sentido, la universidad impulsa una serie de líneas de acción, como generar espacios y dispositivos que propicien el análisis crítico del cambio de paradigma que atraviesa la educación superior, en la búsqueda de optimizar los procesos de transformación de todas las dimensiones institucionales de la UNLC durante su proceso de virtualización.

Propiciar la redefinición y el empoderamiento de las prácticas de docencia, investigación y extensión en función de su deconstrucción/reconstrucción en un entorno mediado por las tecnologías educativas. Y dotar a la institución de la infraestructura, los recursos y los medios necesarios para operar las transformaciones relativas al proceso de virtualización.

La emergencia de la nueva configuración de universidad que la virtualización contribuirá a consolidar forma parte sustancial en el diseño de las iniciativas a financiar que se incluyen en este documento. A las demandas de tecnología y recursos que son la condición de existencia del proceso, se suman los requerimientos de actualización administrativa para gestionar estos nuevos espacios, roles y vínculos y, en todo sentido más relevante, las iniciativas para dotarlo de significado.