El viernes 30 de julio se efectuó una declaración de apoyo a la candidatura del Museo Sitio de Memoria ESMA – Ex centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio, a integrar la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en la 5° Sesión Ordinaria del Consejo Superior de la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC), que fue encabezada por la Rectora, Mag. Agustina Rodríguez Saá.

Que el Consejo Superior de la UNLC acompañe con una declaración la postulación del Museo Sitio de Memoria ESMA, a integrar la lista de Patrimonio Mundial, se sustenta en el firme compromiso que nuestra Universidad tiene y ha tenido en el sostenimiento de los Derechos Humanos en su ámbito de actuación. Este compromiso, que se evidencia en la práctica diaria de nuestra comunidad universitaria, se encuentra plasmado desde los documentos fundacionales de la Universidad.

El objetivo de dicha postulación es el de preservar y otorgarle relevancia internacional al centro clandestino de detención, tortura y exterminio de la dictadura, que luego se transformó en un lugar referente de la lucha por los derechos humanos.

Esta postulación fue impulsada desde 2015 por el Directorio de Organismos de Derechos Humanos del Espacio Memoria y fue aceptada en 2017 como parte de la Lista Tentativa del Comité de Patrimonio Mundial de UNESCO. En la actualidad, un equipo de trabajo se encuentra desarrollando las tareas necesarias para recabar el apoyo de diversos grupos de interés y completar el expediente de nominación.

Conseguir esta protección de UNESCO mostraría que está aceptado mundialmente lo que ocurrió en este lugar, para que siga siendo un faro de la memoria y los derechos humanos, tanto en nuestro país como en la región. Argentina tiene una tradición muy grande sobre el trabajo en derechos humanos y esto sería darle una visibilidad internacional a esos valores, que el museo representa.

Durante los años de la última dictadura militar funcionó en el Casino de Oficiales de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el principal centro clandestino de detención, tortura y exterminio (CCD) de la historia argentina. De acuerdo con lo que se ha podido reconstruir históricamente, pasaron por el CCD-ESMA más de cinco mil personas, de las que sobrevivieron para dar su testimonio no más de quinientas. El CCD-ESMA se ha establecido como un símbolo imborrable en la memoria colectiva de nuestro país, de la barbarie y el salvajismo en el que puede descender la humanidad, y de aquello que no debe sucedernos nunca más.

El 24 de marzo de 2004, se anunció que en el predio de la ESMA funcionaría el Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos. Por su parte, en agosto de 2008, se determinó que la totalidad del predio sea declarado Monumento Histórico Nacional por el decreto N° 1333/2008. Por su parte, el 19 de mayo de 2015, tras años de debates y consensos, se inauguró el Museo Sitio de Memoria ESMA en el ex Casino de Oficiales. Debe tenerse en cuenta que, dado que la ESMA fue el sitio en el que se cometieron crímenes, (algunos que como la supresión de identidad continúan cometiéndose), deben preservarse ciertos espacios para que sirvan como prueba en procesos judiciales.

De esta manera la necesidad de proteger estos espacios no sólo asume una importancia cultural e histórica, sino que es fundamental en el proceso de memoria, verdad y justicia.