Una encíclica es una especie de carta extensa que escriben los Papas a la comunidad de fieles. En ella se manifiestan uno o más temas vinculados con la doctrina. En este caso, las y los destinatarios exceden a las y los participantes de la Iglesia Católica y alcanza a todas y todos: ciudadanas/os, líderes, funcionarias/os, etc.

La encíclica Laudato Si´ (24 de mayo de 2015), es la segunda del papa Francisco. La primera fue Lumen fidei (5 de julio de 2013), que hablaba sobre la fe desde la teológica católica; y la tercera, Fratelli tutti (3 de octubre de 2020), sobre la fraternidad y la amistad social.

Laudato Si´ (Alabado seas, en español), se centra en el medio ambiente y el desarrollo sostenible, pero de una manera amplia. La línea que hila todo el pensamiento del Papa Francisco expresado en su encíclica es el “cuidado de la casa común”.

La casa común refiere al planeta, y a lo largo del texto plantea la existencia de una crisis provocada por el daño que el ser humano impartió sobre este. Lo novedoso de la carta y las ideas que propone, es considerar a la Tierra como la “hermana” y no la separa del ser humano, sino que la entiende como parte de un todo, un sistema. En este sentido, la crisis es una y comprende lo ambiental y lo social. Ambas dimensiones están en relación y forman parte de un mismo problema, una crisis de carácter socio-ambiental. En este sentido, al inicio de la encíclica menciona que “olvidamos que todos somos tierra”. Además, incorpora un llamado a buscar soluciones integrales a las problemáticas, casi como última instancia y oportunidad de reparo. Esto incluye combatir la pobreza para devolver la dignidad y, de manera simultánea, cuidar la naturaleza (incluye a la Tierra entre los pobres).

En concreto, Francisco plantea: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”.

A lo largo de la carta extensa se abordan temas vinculados con: las relaciones de poder, las problemáticas de la pobreza, las responsabilidades de las/os humanas/os, los problemas ambientales, la política internacional, entre otros.