El encuentro virtual contó con la colaboración de más de 40 instituciones universitarias argentinas y más de 130 personas expositoras que convocaron a miles espectadores.

La clausura institucional del Congreso Interuniversitario Laudato Si´ contó con la participación de Juan Cabandié, ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación; Rodolfo Tecchi, presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN); y Rodolfo De Vincenzi, presidente del Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP). Además, Mons. Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), acercó un saludo en video y diversas autoridades superiores y eclesiásticas se sumaron al encuentro virtual que cerró el congreso.

Mons. Oscar Ojea, reflexionó sobre las conclusiones que dejó el congreso y consideró que, en la sociedad actual, «respiramos una cultura violenta, una violencia que está en el origen de todo abuso, el de poder y de todo los demás, de todo lo que se opone al respeto y al cuidado que la persona del otro y de la otra merecen». Si «la hermana tierra también es abusada», la respuesta estará en el «cambio de estilos de vida y hábitos de consumo, en optar por una vida más austera, trabajando en una auténtica pedagogía del cuidado que vaya impregnando los distintos ámbitos de la educación», completó.

Por su parte, Rodolfo De Vincenzi apuntó que «creemos que es un rol perentorio de la universidad, como agente de cambio y de transformación de la realidad, brindar su contribución para enfrentar la gran cantidad de problemas que presenta nuestra sociedad ya global». Mientras, Rodolfo Tecchi agregó: «Este era un paso que había que dar y, ahora, hay que seguir caminando porque ya hemos dejado atrás la idea de que la academia es una isla, un sector aislado del resto de la comunidad. Por eso, trabajaremos estas enseñanzas con el resto de las instituciones de la comunidad».

Para finalizar, Juan Cabandié señaló que «sin dudas que el camino es el diálogo y la fraternidad, pero, al mismo tiempo, tenemos que tomar decisiones que pueden ser difíciles porque, si no las tomamos, vamos a redundar en seguir contemplando la agenda ambiental como a una agenda colorida y simpática y está en juego nuestra propia subsistencia, la del planeta».

El Congreso Interuniversitario Laudato Si´ que el sábado pasado concluyó contó con la colaboración de más de 40 instituciones universitarias argentinas y más de 130 personas expositoras que convocaron a miles espectadores. En los próximos días, se presentará un repositorio virtual que ofrecerá todo el trabajo de estos cuatro días.

(Fuente: CIN)