El viernes 30 de noviembre de 2018 quedó marcado como otro hito en Villa de Merlo. Por primera vez en su historia, y a cuatro años de su creación, la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC) completó su etapa fundacional y la asamblea compuesta por los estamentos docentes, no docentes y de estudiantes eligieron rector. Por unanimidad y por voto nominal, los integrantes del Consejo Superior eligieron a Agustina Rodríguez Saá. La nominación y toma de posesión del cargo fue seguida por cerca de ochenta personas, en el SUM de la UNLC. Un aplauso interminable acompañó la elección, como también lo fue para Marcelo Amitrano, nominado vicerrector.

No fue solo la elección de autoridades lo que resolvió el Consejo Superior. También se aprobaron, entre otros puntos, modificación al Estatuto de la UNLC, que incorpora el lenguaje inclusivo y el informe de gestión que brindó Agustina Rodríguez Saá a sus 32 meses como rectora organizadora. La autoridad académica destacó la labor en todos los ámbitos, la administración y rendiciones de cuenta -que jamás recibieron una sola objeción por parte de autoridades nacionales- y la dedicación de su equipo para sostener la creación de la UNLC.

Durante su alocución Agustina Rodríguez Saá, defendió la ampliación de derechos, el rol de la mujer y la igualdad. Hizo mención a las elecciones en la UNLC con una alta participación, en especial entre los estudiantes, muchos de los cuales fueron testigos ese viernes de noviembre de 2018 de la primera Asamblea de la UNLC, que contó con todas las garantías legales.

“Una universidad no es sólo un aula, ni una pizarra, ni las individualidades que la integran. Es siempre una construcción colectiva. Por eso, las puertas de la UNLC están abiertas para todas y todos, para que juntos hagamos de ella la universidad que soñamos. Tenemos un porvenir por el que debemos seguir trabajando para que la UNLC sea esa universidad pública, abierta, inclusiva, respetuosa de la diversidad y profunda en sus raíces que nos propusimos construir”, dijo en ese momento Agustina Rodríguez Saá.